Arianna Savall
Hirundo Maris  | Biografía | Discografía | Agenda | Prensa | Media | Enlaces | Contacto Hirundo Maris - Arianna Savall  - facebook



Bella Terra    

 

Arianna Savall
canto y arpa
Dimitris Psonis
bendir, saz, buzuki, oud
Pedro Estevan
bendir, palos de agua, caxixi
Julio Andrade
contrabajo

 

Bella Terra
© ALIAVOX 2003 - AV9833   Arianna Savall, Pedro Estevan Arianna Savall, Julio Andrade Arianna Savall Arianna Savall, Dimistris Psonis Arianna Savall
1. L’Amor    >> L’Amor.mp3 (350KB.)
Texto: Miquel Martí i Pol Música: Arianna Savall
2. Yo m’enamorí d’un aire
Texto: Anónimo Sefardí Música: Arianna Savall
3. Dóna’m la mà
Texto: Joan Salvat-Papasseit Música: Arianna Savall
4. Mester d’amor
Texto: Joan Salvat-Papasseit Música: Arianna Savall
5. El mariner
Texto: Popular catalana Arreglos: Arianna Savall
6. El viaje
Texto: Antonio Machado Música: Arianna Savall
7. Els ulls
Texto: Tomàs Garcés Música: Arianna Savall
8. Apreciemos el instante
Texto: Omar Jayyam, Robaiyyat, Persia S. XII Arreglos: Arianna Savall
9. Yo soy de mi amado
Cantar de los Cantares Música: Arianna Savall
10. Aquest camí tan fi
Texto: Josep Carner Música: Arianna Savall
11. Per a ser cantada en la meva nit
Texto: Salvador Espriu Música: Arianna Savall
12. Hi ha un remolí
Texto: Miquel Martí i Pol Música: Arianna Savall
Arianna Savall, Dimistris Psonis Arianna Savall, Julio AndradeArianna Savall, Pedro EstevanArianna Savall, Dimistris Psonis

«Que mi canto sea simple
como el despertar en la mañana,
como el goteo del rocío en las hojas,
simple como los colores de las nubes
y los aguaceros a medianoche.»
Rabindranath Tagore


Durante estos diez años de travesía, con las canciones y los poemas, he ido encontrando caminos de piedra, de polvo, de flores, caminos de agua, caminos de tierra, caminos casi invisibles, en los que fácilmente me perdía...

Bella Terra es el fruto de un largo proceso de búsqueda y maduración que empezó en casa, donde, con unos amigos, cantando y tocando, despertó esta búsqueda de un sonido y de unas palabras, de la voz y del arpa, de una libertad y de un ritmo, y, sobre todo, de la pasión por las pequeñas cosas del día a día, sencillas pero esenciales. A través del poeta catalán Miquel Martí i Pol conocí un mundo muy próximo, del que él habla con mucho amor y también con dolor, pero ante todo lleno de deseo de vivir el momento, el día a día, de conocer el secreto de las cosas visibles e invisibles, y de amarlas plenamente tal y como son.

Bella Terra es una recopilación de poemas diversos que he ido musicalizando durante estos años, y que responde al deseo de una tierra más luminosa, más amorosa y misteriosa, mediterránea y abierta, donde se encuentran toda la música que he ido sintiendo y mis años de formación, uniendo el arpa y la voz en un solo instrumento.

Los doce poemas de Bella Terra se unen mediante un hilo sutil que los lleva hacia una misma vivencia, que es el instante vivido ahora y aquí, la ternura y la pasión del amor, la inocencia casi perdida del adulto-niño, la fuerza poderosa y evocadora del mar y los sueños «más allá de una profunda noche sin voces» (Salvador Espriu) que van a parar al misterio y a la incertidumbre de la vida.

Un sentimiento de nostalgia acompaña sutilmente el canto al amor, a los enamorados, a los eternos viajeros como “El mariner”, “El viaje” (dedicado a mi padre), y también el canto a la mirada y a quien es mirado (“Els ulls”, dedicado a mi madre) y al final de este viaje, la misteriosa noche nos lleva hacia un remolino en el que «existen la vida y la muerte inmutables. El resto son palabras» (Miquel Martí i Pol).

La tradición de cantar y de acompañarse con el arpa, que aún se conserva en Irlanda y en algún país de Suramérica, se ha perdido en el resto de Europa, si bien hasta el Barroco fue una práctica muy apreciada y vigente. Y, en cierto modo, he querido realizar este sueño (aunque no soy la primera) de combinar la voz con el arpa –sonidos complementarios y opuestos a la vez, pero que se funden en un mismo respiro y en un mismo gesto– y en el que he tenido el privilegio de estar acompañada por unos músicos, compañeros míos de hace muchos años, de gran refinamiento y generosidad. Bella Terra, que también es mi pueblo, es la ilusión de una tierra más equilibrada, en la que el hombre y la mujer descubren como «un instante divide lo cierto de lo incierto, disfruta de este instante, y tenlo en mucho aprecio, que el total de la vida suma lo que este instante» (Omar Jayyam).

Arianna Savall

inicio | biografía | discografía | agenda | prensa | contacto |
© 2003 Arianna Savall. crèdits disseny